Buscar

DEL OTRO LADO DEL MAR



Tengo todo el amor para curarme,

el mío propio y el que dejaste

tengo toda la paz que sobra y que hace falta

esa que existe aunque estén las mareas altas.

Llevo los pies descalzos

porque las piedras, ya no me lastiman

he aprendido a andar entre pastos

sobre las olas y entre las espigas.

He conocido soles risueños

mares de versos entre los pinos

estrellas y noches que no se apagan

como si nunca hubieran dormido.

Vuelvo a cruzar las mareas,

como quien persigue su destino

en realidad persigo los sueños,

en los destellos de luz escondidos.

Entonces mi alma suelta los escombros,

las sombras y los pasillos,

se vacía y se llena al mismo tiempo,

empieza a recordar el olvido.

Del otro lado del mar están los versos,

las montañas, los barcos, los navíos.

Del otro del Mar estoy yo, tu orilla,

contando estrellas mientras la luna brilla.


Bennalice Katz

© Todos los derechos reservados

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

A veces...

Siento